El decapado de pintura es una actividad habitual al redecorar una instalación o limpiar una línea de producción de pintura o, simplemente, al eliminar pintura vieja de una pieza. Tal vez necesitamos decapar paredes o suelos enteros dentro de un local comercial, eliminar grafitis del exterior de una instalación o limpiar las máquinas de la línea de producción que aplican la pintura. Sea cual sea el caso, es esencial disponer de un método eficaz de decapado para realizar el trabajo de forma rápida y exhaustiva.

Las soluciones tradicionales de decapado de pintura, incluidos métodos mecánicos como lijado y chorro de agua, pueden ser eficaces, pero también dañar los sustratos si no se aplican cuidadosamente. El decapado térmico, que utiliza calor y frío extremos para eliminar los revestimientos, rompe las uniones adhesivas, pero puede debilitar los sustratos metálicos inferiores.

Otro método es el decapado químico, que rompe los enlaces entre la pintura y la superficie. Durante mucho tiempo se han utilizado disolventes clorados (DCM - Diclorometano). Sin embargo, estos presentan importantes problemas para la salud y el medioambiente. Afortunadamente, hoy en día existen formas sostenibles para realizar un trabajo de decapado sin utilizar DCM. La tecnología sostenible de eliminación de pintura y decapado ofrece una solución eficaz tanto para el mantenimiento como para la limpieza.

Decapado de pintura sostenible

A menudo, la necesidad de un proceso de decapado de pintura se produce en paredes, suelos, equipos y otras superficies de una instalación. Tanto si la pintura se aplica por motivos estéticos, de seguridad o para proteger las superficies, con el tiempo habrá que decapar y sustituirla.

Al decapar antes de aplicar una nueva capa, es esencial utilizar productos que eliminen las capas de pintura sin dañar las superficies que hay debajo. También es importante decidir si la superficie que hay que decapar puede o no moverse. En el caso de superficies fijas más grandes y complicadas, como las de las máquinas/equipos, a veces la eliminación de la pintura puede ser un proceso incómodo. Sin embargo, gracias a productos como Chemstrip Advanced y GB 601, la aplicación y el proceso en general con más fáciles.

En el caso de piezas y equipos desmontables, incluidos dispositivos que sostienen o aplican pintura, como pistolas de pintura, sumergir estas piezas en un decapante líquido permite un contacto más prolongado que penetra más profundamente. Esto es sobre todo importante en líneas de producción donde las boquillas que aplican la pintura pueden haberse obstruido con el tiempo. Sin embargo, la inmersión en un tanque puede crear gran cantidad de residuos químicos adicionales si el producto decapante es extremadamente peligroso.

En la actualidad, los métodos tradicionales de decapado de pintura con disolventes clorados (DCM) están muy regulados en Europa. Este producto químico puede ser muy eficaz como decapante, pero el DCM, junto con otros disolventes como el metanol, no solo daña algunas superficies, sino que supone un riesgo para la salud de los trabajadores y el medio ambiente cuando se eliminan.

Dip N Remove es una solución moderna para tanques de inmersión que permite obtener resultados eficaces sin el efecto nocivo de los disolventes clorados o el metanol. Su versión espesada para superficies fijas, GB 601, también está disponible a granel.

Al utilizar productos de calidad bien elegidos, los consumidores pueden estar seguros de que protegen tanto el medio ambiente como a los trabajadores que realizan aplicaciones de eliminación de pintura.

La ciencia del decapado de pintura

Vamos a desglosar el proceso de unión de la pintura.

En la pintura existen 4 componentes principales. El pigmento, una sustancia sólida que determina el color. El fijador, un compuesto natural o sintético que fija la pintura a la superficie. El tercer componente de la mezcla es el disolvente. Este mezcla el pigmento y el fijador para crear una pintura líquida. Según la aplicación final, también se utilizan aditivos para lograr las propiedades requeridas. Por ejemplo, agentes anticorrosivos, antiespumantes y modificadores de la viscosidad para conseguir el espesor deseado, etc.

Así, podemos comprobar que la química es la base del funcionamiento de la pintura. Lo mismo ocurre con los decapantes.

La eliminación de la pintura de superficies y piezas requiere productos que rompan los enlaces químicos creados por el fijador, sin utilizar productos químicos que puedan dañar las superficies bajo la pintura. La gama de decapantes de NCH se centra en romper los enlaces químicos mediante la formulación de una ciencia mejor sin poner en riesgo la superficie, las personas ni el medioambiente.

El producto adecuado es un producto sostenible

Las empresas modernas de soluciones de mantenimiento, como NCH Europe, cuentan con la tecnología y los conocimientos técnicos para crear productos que se dirigen a los elementos químicos de la pintura para descomponerlos.

El equipo de químicos de NCH revisa continuamente sus fórmulas para mejorar los resultados de los productos, al tiempo que prioriza la creación de fórmulas que eliminen componentes no sostenibles o regulados, como disolventes clorados y metanol.

Las fórmulas de NCH eliminan la pintura de forma fácil y sostenible en muchas aplicaciones en instalaciones, y se especializan en productos que actúan y protegen, eliminando diferentes tipos de pintura, en diferentes superficies, y bajo diferentes condiciones.
Así que, sea cual sea tu necesidad de decapado de pintura, NCH Europe ofrece una solución específica de decapado de pintura eficaz, sin daños adicionales.


Descubre más sobre la inmejorable gama de soluciones de decapado de pintura de NCH.