¡Conoce a tu enemigo!

¿Sabía usted que una torre de enfriamiento de 200 toneladas puede acumular más de 275 Kg de materia en suspensión en el transcurso de un año? Permitir que un sistema de enfriamiento se lastre por el crecimiento bacteriano y la acumulación de limo, lo deja vulnerable ante la corrosión y el ensuciamiento y no vale la pena arriesgar el funcionamiento de la planta. ¿Pero conoces lo suficientemente bien al enemigo como para mantener al crecimiento microbiano a raya?

El agua estancada en los sistemas de torres de enfriamiento y los sistemas cerrados de agua de refrigeración es un caldo de cultivo ideal para el crecimiento microbiano, lo que puede llevar a problemas costosos dentro de su sistema de enfriamiento, como la acumulación de limo, problemas de circulación e incluso corrosión. Estos problemas pueden resultar en un sistema de enfriamiento que, en el mejor de los casos, es ineficiente, y en el peor, quedarse completamente apagado. El tiempo de inactividad y la pérdida potencial de ingresos hacen vital el tratamiento del agua en su sistema de refrigeración. Hay muchas maneras de hacer esto. Sin embargo, el tratamiento químico, cuando se hace correctamente, puede ser una solución a medida para su sistema específico.

Programas de tratamiento químico

El uso de productos químicos es una manera ideal de manejar algunos problemas clave: - La acumulación de sarro - Un contaminante principal que forma el sarro que se encuentra normalmente en el agua de enfriamiento es el carbonato de calcio.

Corrosión - Otro problema es el control de la corrosión, ya que el agua de circulación a menudo contiene corrosión inducida por contaminantes químicos, que puede ser debido al alto contenido de oxígeno, dióxido de carbono, pH bajo o al contacto de diferentes metales dentro del sistema.

Microbiología - El control del crecimiento biológico también causa problemas, ya que las algas, el musgo verde y el limo, están compuestos por un material orgánico gelatinoso y pueden dar como resultado pérdida de funcionalidad.

Espuma - Aunque no es un problema común, la formación de espuma es causada por la contaminación del agua en circulación y puede causar problemas operativos tales como el desbordamiento. Los productos químicos de proceso de espuma se utilizan para solucionar el problema del agua..

Ser preciso
Desafortunadamente, no hay una solución única para el tratamiento químico. Con tanto que tener en cuenta, es importante obtener el mejor tratamiento biocida para las necesidades específicas de su sistema. Una solución de tratamiento de agua diseñada a medida de Chem-Aqua puede reducir significativamente los costos de energía, agua y mantenimiento, a la vez que garantiza un funcionamiento seguro y fiable.

Los ingenieros de Chem-Aqua hacen estudios y toman muestras de cada sistema de enfriamiento con los que trabajan para determinar la naturaleza exacta y la medida óptima de biocidas para cada sistema. Establece las amenazas de forma precisa mediante la determinación de los niveles de pH, la vida media y la carga orgánica en el sistema, lo que significa que Chem-Aqua puede adaptar el tratamiento para tratar problemas específicos.

Por ejemplo, en la industria del acero se utiliza agua para enfriar el acero fundido y es común que los deshechos y el aceite contaminen el agua refrigerante. En esta situación, los biocidas oxidantes típicos, como el hipoclorito de sodio (cloro), pueden ser ineficaces y el dióxido de cloro podría ser más adecuado. Las pruebas realizadas durante el proceso de la encuesta destacaría esto antes de que el tratamiento se llevase a cabo.

Disponible en líquidos, pastas sólidas, tabletas, polvos y gránulos, las soluciones para óxido de Chem-Aqua se suministran en las medidas apropiadas para asegurar una dispersión completa en todo el sistema y, además, los niveles se monitorean continuamente. El tratamiento a medida puede aumentar la vida de un sistema de refrigeración por agua, por no hablar de la planta entera y de la reducción de los costos de operación.

Si tiene alguna duda de qué necesita para tratar su sistema de enfriamiento de una manera específica, vale la pena recordar que simplemente 0,005 pulgadas de suciedad microbiológica en un refrigerador de 1.000 toneladas puede aumentar los costos anuales de electricidad unas 35.273 €. El costo de los 275 kilogramos de materia suspendida que usted puede recoger durante un año es algo que no se puede ni imaginar.