Encuentre empleados que puedan aprender su negocio

Los seres humanos tienen un temor instintivo y natural a lo desconocido. Cuando no podemos entender algo o no sabemos cómo responder, podemos provocar intensos sentimientos de ansiedad y angustia. Fue este miedo el que llevó a nuestros antepasados a descubrir el fuego, permitiéndoles defenderse de lo desconocido en la oscuridad. Sin embargo, mientras que esto demuestra el concepto de agilidad de aprendizaje, encender fuegos no puede ser adecuado para su negocio - y ciertamente no en la oficina. Cat Whitford, VP de Recursos Humanos y Asuntos Corporativos de NCH Europe, explora la idea de agilidad de aprendizaje especializado.

Cualquier negocio que funcione en un ambiente acelerado genera de forma innata la necesidad de que su gente se adapte a los cambios de forma rápida y eficaz, manteniendo el impulso en un panorama de trabajo cambiante. Esta disposición y mentalidad no sólo beneficia a las empresas sino que también es un factor importante en el éxito profesional de los individuos.

Estas cualidades forman la base de la agilidad de aprendizaje, un concepto que demuestra la capacidad de un individuo para gestionar el cambio y adoptar nuevos conocimientos o habilidades. Sin embargo, este es un término general muy amplio que puede ser difícil de medir en relación con la relevancia de la industria. Después de todo, el hombre primitivo puede haber tenido la capacidad de iniciar un incendio, ¡pero es poco probable que pudiese transmitir la importancia de la gestión de personas!

Aquí es donde la agilidad de aprendizaje especializado se vuelve importante, ya que permite a las empresas elegir al empleado adecuado. En pocas palabras, esto se puede determinar fijándose en los intereses y la personalidad de la persona en lugar de sólo en el conjunto de habilidades o antecedentes. Esto no sólo puede ayudar en la elección de un candidato que encaje en la empresa, sino también poner de relieve donde residen sus pasiones y habilidades así como ofrecer una visión de cómo abordar las tareas.

Por ejemplo, si una empresa de mantenimiento industrial está anunciando vacantes en su equipo de ventas, evaluar la experiencia de un candidato en ventas puede no ser suficiente para identificar su capacidad de abordar el puesto. Aunque beneficioso, la experiencia en ventas puede no ser suficiente si la persona no es capaz de comprender el producto o la industria.

Por otro lado, si la empresa entrevista a un candidato y se asegura de que tenga un enfoque práctico para el bricolaje o que pasa su tiempo libre trabajando en su coche o moto, probablemente tenga mayor capacidad en términos de comprensión y demostración de productos técnicos complejos.

En NCH Europe, nos enorgullecemos tanto de nuestras soluciones innovadoras para problemas industriales como de nuestros equipos de ventas bien formados e informados. Como muchas de nuestras tecnologías son únicas, esto sólo puede lograrse encontrando personas que sean receptivas a nuestra información técnica y tengan la capacidad de aprender para desarrollar nuevos conocimientos. Al ver a los candidatos y empleados como personas, en lugar de verlos como números o conjuntos de habilidades, podemos determinar con precisión cómo sus habilidades y talentos se alinean con nuestro sector.

La agilidad mental de nuestros antepasados les permitió no sólo crear una solución para enfrentar sus temores, sino sentar las bases para el desarrollo y el éxito en el futuro. La agilidad del aprendizaje no significa que todo el mundo tenga el potencial de descubrir el fuego, pero sí significa que las empresas pueden descubrir a los pioneros que necesitan para aprender a usarlo.