Que el sol permanezca brillando

Una guía para mantener los paneles solares limpios y funcionales

Uno de los resultados de la Cumbre de la COP21 de 2015 fue el impulso para una aceptación unificada de energía renovable para asegurar un futuro sostenible para el planeta. La energía solar es una de las fuentes renovables más fiables, con una serie de planes e iniciativas gubernamentales en vigor en toda Europa para alentar a más empresas a instalar paneles. Sin embargo, para asegurar la longevidad de los paneles, deben permanecer limpios y funcionales. Mark Burnett, Vicepresidente de la Plataforma de Innovación de Lubricantes y Aditivos de Combustible del Proveedor Global de Soluciones de Agua, Energía y Mantenimiento NCH Europe, explica cómo la limpieza efectiva de paneles solares es clave para una energía verdaderamente sostenible.

Al igual que con todo el equipo de generación de energía in situ, los paneles solares necesitan un delicado mantenimiento para poder operar de manera eficiente. Sin embargo, la mayoría de las fuentes tradicionales de electricidad han sido, en su mayor parte, muy sencillas. Más allá de la instalación, no han requerido mucha atención a menos que algo haya ido técnicamente mal.

Los paneles solares son algo totalmente diferente. Los paneles fotovoltaicos (PV), el tipo más comúnmente instalado por las empresas, trabajan sobre un concepto muy simple: cuanta más luz solar puedan absorber, más energía pueden generar.

El uso de paneles solares tiene una serie de beneficios para las empresas. Muchos países de Europa -sobre todo el Reino Unido, Alemania y España- ofrecen tarifas de alimentación que premian a las empresas por el uso de energía solar pagándolas para que devuelvan el exceso de energía a la red eléctrica nacional. Cuanto más potencia generada por paneles solares, más empresas podrán devolver a la red eléctrica.

Fuentes de contaminación
Desafortunadamente, entre las empresas y los beneficios relacionados con la energía solar está la contaminación del panel. Los paneles fotovoltaicos pueden ser un imán de luz solar, pero también atraen un gran número de contaminantes como la suciedad, la contaminación y las heces de aves. Como los paneles solares deben estar al aire libre, esto es inevitable.

Mientras que éstos pueden simplemente verse como manchas en la superficie del panel, la contaminación afecta la salida eléctrica total. A medida que operan mediante la conducción de la luz solar, las marcas en los paneles significan que las superficies pequeñas son incapaces de detectar correctamente la luz. Con el tiempo, esto reduce enormemente la eficiencia y la capacidad general del panel. Algunos paneles solares incluso se apagan por completo si tienen exceso de suciedad.

Esta disminución de la eficiencia hace que se pierda mucha energía. En 2009, Google encontró que la limpieza de los paneles solares puede duplicar la producción de energía casi de inmediato. Esto puede sonar poco probable, pero una compañía había instalado sus paneles fotovoltaicos en 2007 y los limpió 15 meses más tarde, por lo que los paneles ya eran de bajo rendimiento antes de la limpieza. Cuando se limpió ocho meses más tarde, el aumento fue de un 36 por ciento - sigue siendo notable, pero no tan alto porque los paneles recibían un buen mantenimiento. Cuanto más regular sea la limpieza, mayor será la producción general.

Hay poco que se pueda hacer para evitar que los contaminantes se acumulen en primera instancia. La suciedad y el polvo se transfieren a través de las ráfagas de viento, mientras que la contaminación atmosférica general se reúne en los paneles como un subproducto de la actividad industrial cercana o del tráfico. Esto suele formar una cantidad moderada de la contaminación del panel, pero las fábricas lo notarán más.

Por ejemplo, las empresas que tienen paneles fotovoltaicos instalados en un sitio que también tiene una torre de enfriamiento, se encontrarán con un alto volumen de contaminación en los paneles. Estas plantas también se enfrentarán a otro desafío ya que las gotas de agua del vapor de la torre de enfriamiento pueden entrar en contacto con los paneles, dejando manchas y rayas de contaminación mineral. Del mismo modo, no es raro que los fabricantes de automóviles se encuentren con manchas de aceite en sus paneles solares.

Es por la misma razón que el agua de lluvia también plantea un problema a los paneles solares. Aparte de no tener luz solar que absorber, la lluvia es mala para los paneles fotovoltaicos, ya que deja marcas en el propio panel. Contrariamente a lo que muchos negocios pueden creer inicialmente, el agua de lluvia hará que los paneles estén más sucios, no más limpios. Esto es un resultado de la sal y la composición mineral de las gotas de lluvia, así como las partículas en el aire que se capturan durante la lluvia y se asientan en las superficies cuando la lluvia se evapora. Esta es la razón por la que los parabrisas de los vehículos recogen suciedad donde los limpiaparabrisas no llegan, por lo que los paneles perderán efectividad si se dejan en manos de la madre naturaleza.

Limpiar sus paneles
El proceso de limpieza de paneles solares es mucho más complejo que simplemente dejárselo a la madre naturaleza. Hay que tener en cuenta una serie de factores, desde el tiempo hasta el producto de limpieza, para eliminar correctamente la suciedad de los paneles y garantizar un rendimiento óptimo.

Una de las reglas de oro para la limpieza de paneles solares es elegir el momento adecuado para abordar la tarea. Debido al calor de la propia luz solar, ciertamente no sería aconsejable intentar limpiar algo que está siendo el foco de esa luz. Por lo tanto, es mejor limpiar los paneles ya sea temprano por la mañana o por la noche, cuando la luz solar es mínima y las instalaciones están más frías. Por la mañana temprano ofrece la ventaja del rocío, que puede ayudar a aflojar la suciedad de la superficie por lo que se requiere menos producto para eliminarlo.

El paso más importante en la limpieza y mantenimiento de paneles solares es asegurarse de que utiliza el mejor producto de limpieza. Muchos limpiadores de paneles estándar en base alcohol, tienden a dejar rastros de alcohol ya que no es soluble. Por lo tanto, el propio producto de limpieza contribuye a la obstrucción del panel.

Hay razones detrás de la popularidad de los limpiadores en base alcohol. El contenido de alcohol ayuda a reducir la temperatura de congelación del producto en general, lo que lo hace adecuado para los meses de invierno y climas más fríos. Sin embargo, esta característica es innecesaria para el resto del año.

Con el fin de lograr una limpieza eficaz que no deje atrás los residuos, los ingenieros de mantenimiento deben utilizar una alternativa libre de alcohol que proporcione la misma capacidad de limpieza independientemente de la temporada. Como los productos en base agua están sujetos a la congelación, la mejor opción es un producto basado en aditivos.

Las soluciones de limpieza con aditivos pueden proporcionar la misma calidad de limpieza todas las veces, independientemente de las condiciones y sin dejar defectos residuales. Más allá de la limpieza en sí, estos productos también pueden producir beneficios ambientales por sí mismos.

Por ejemplo, NCH Europe ha desarrollado dos versiones de su producto de limpieza con aditivo Screen Clean: una en forma de pastilla y la otra en polvo. Esto significa que hay menos impacto ambiental en el primer caso, ya que no requieren grandes envíos de agua o el uso de botellas de plástico. Esto hace que Screen Clean sea una alternativa más ecológica a la mayoría de los limpiadores de paneles solares que se distribuyen en formatos líquidos.

Al considerar el impacto ambiental de una solución de limpieza, también es importante prestar atención a la formulación del producto en sí. Mientras que algunos aditivos tienen una solución de pH neutro que es seguro tanto para el medio ambiente como para las personas, algunos pueden usar compuestos orgánicos volátiles (COV). Estas soluciones en base carbono se secan rápidamente a temperatura ambiente, pero son perjudiciales para el medio ambiente debido a su composición tóxica.

Sin embargo, cuando se utilizan soluciones con aditivos, es importante elegir un producto compatible con el tipo de agua que se utilizará para diluirlo. Screen Clean fue diseñado para ofrecer resultados óptimos, independientemente de si se rellena con agua dura o blanda, pero no todas las soluciones ofrecen este nivel de flexibilidad.

Mantenimiento de limpieza
Una vez limpiado con un producto basado en aditivos, un panel estará impecable y pueden pasar meses antes de que se necesite otra limpieza. Si bien tiene un sentido lógico lavar los paneles de forma regular para asegurar la máxima conductividad, esto puede convertirse en una práctica costosa. También aumenta la probabilidad de arañazos a la superficie del panel que puede ocurrir por frotamiento abrasivo.

La limpieza de paneles solares una vez cada cuatro a seis meses permite a las empresas sacar el máximo partido al sol sin una caída en la eficiencia o gastando demasiado en soluciones de limpieza. Para que Europa alcance los objetivos de energías renovables esbozados en la COP21, es importante que las instalaciones se mantengan de forma adecuada para que los entornos y las empresas puedan realmente ver los beneficios de la energía solar.

Contenido de la caja de sugerencias:
Resumen del mantenimiento del panel solar
1. Asegúrese de que usted limpia por la mañana temprano o durante la tarde /noche cuando los paneles estén más fríos. El rocío de la madrugada también puede facilitar la limpieza.
2. Elija el producto cuidadosamente. Los productos en base alcohol son eficientes sólo en condiciones frías y pueden dejar imperfecciones. Busque soluciones con aditivos.
3. No limpie los paneles con demasiada frecuencia. La limpieza regular puede convertirse en un proceso costoso y puede llevar a arañazos superficiales.